I'm not speeding, I'm qualifying!

Mi gran pasión, el mundo de las carreras de coches, visto por mí.

ESTIMADO SR. ROMOJARO, Y A PROPÓSITO DEL WTCC

El pasado lunes usted nos hizo partícipes, a través de una de sus columnas, de su opinión sobre lo visto el día anterior en la segunda prueba del Campeonato Mundial de Turismos (WTCC), disputada en el circuito de Zolder.

Coincido con usted en que aquella fue una prueba llena de emoción, especialmente teniendo en cuenta lo que se podía esperar para esta temporada.

Así llegaron los cuatro primeros a la meta en Zolder

Así llegaron los cuatro primeros a la meta en Zolder - Foto http://www.fiawtcc.com

He de felicitarle por haber hablado en un medio de alcance general sobre tal campeonato ya que, en nuestro país, es prácticamente desconocido entre las grandes masas, y poco seguido entre los puristas del deporte del motor, sobre todo, debido a su errático devenir a nivel reglamentario. Me consta que la gran mayoría del pueblo y afición españoles no saben que “nuestra” SEAT fue campeona del mundo de equipos varias veces, ni que, por ejemplo, el piloto de Javea Sergio Hernández fue Campeón Mundial de Independientes en el 2010.

Es más, le puedo decir que fue ciertamente descorazonador llegar a Portimao el año pasado y encontrarme con que, aparte del staff de Eurosport y de la F2, éramos seis los periodistas acreditados allí. Recordemos, éste es un Campeonato del Mundo automovilístico, se puede encontrar bastante más prensa acreditada en un rallye de regularidad regional…

Por tanto, le felicito por intentar animar a los aficionados y curiosos a que, el próximo 15 de mayo, sintonicen Eurosport para ver qué se cuece por Monza.

Aún así, hay que mantener las formas y no caer en el talibanismo, y eso se lo digo desde el punto de vista de alguien que sigue la F1 desde bastante antes del desembarco de De La Rosa, y el WTCC, con mucho interés, desde antes de que Javi Villa se diera cuenta de que hay alternativas a los monoplazas.

“Carreras de verdad”. Un título que parece inspirado en el lema de un campeonato creado por Marcello Lotti, “Real Cars, Real Racing” (coches de verdad, carreras de verdad). Pero, ¿son realmente carreras de verdad, o un sucedáneo de lo que podía ser?

En el WTCC, y por motivos específicos de su promotor (Eurosport), las carreras son al sprint. Para Eurosport, es muy conveniente ser el brazo derecho de un Campeonato Mundial de la FIA, lo cual le da exclusiva para las retransmisiones y, así, cualquier acceso a un circuito con una cámara capaz de grabar video pasa exclusivamente por ellos. Pero Eurosport, como todos ya sabemos, cubre bastantes más cosas, y no puede dedicar varias horas de su domingo a algo como el WTCC que, por ejemplo, el año pasado en Portimao contó con poco más que dos centenares de espectadores.

Gradas vacías el día de la carrera en Portimao - Foto Tamara Aller

Es más, y volviendo a esa prueba, por cuestiones de programación relativas a la forzosa emisión en directo de una etapa de transición en una  carrera ciclista francesa, tuvimos que sufrir como la primera carrera se disputaba a las 12:00, y la segunda a las 16:40. Todo ello, junto con la prescriptiva deliberación de comisarios sobre varios incidentes, provocó que no saliéramos de allí hasta pasadas las 21h. Por si sirve de anécdota, sí, Enzo Spano estaba allí…

Por tanto, y para empezar, una carrera al sprint no se plantea de la misma forma que una a larga distancia. Para ver un ejemplo de ello, no hay más que mirar al DTM y comprobar cómo otros factores, aparte de la lucha cuerpo a cuerpo, influyen en lo que ocurre.

En el WTCC se espera que las carreras tengan una duración estimada de 25 minutos. Conozco a muchísimos profesionales que coinciden en que esta fórmula no es adecuada a un campeonato mundia. De hecho, en el 2010, en Monza, hubo una carrera del Trofeo Maserati Gran Turismo que duró más de una hora, y muchos me dijeron como fue ridículo que una carrera de “soporte” fuese más larga que el evento principal. En función de la longitud del circuito, el número de vueltas a completar es muy limitado. Creo que usted ya lleva suficiente tiempo en esto para darse cuenta de que, en un trazado, los puntos de adelantamiento son muy pocos a largo del mismo.

Aún así, y en defensa del campeonato, hay que reconocer que Marcello Lotti ha sido inteligente a la hora de buscar pistas que se adapten a la naturaleza de las carreras de turismos. Es más, todavía lamentamos algunos de que se hayan acabado los rumores sobre la posible visita del WTCC a Laguna Seca el año que viene, ya que parece que Lotti está buscando alternativas para el esperado desembarco en EEUU.

Infineon Raceway, posible destino del WTCC en 2012

Por otro lado, usted se olvida de algo muy importante, y que posiblemente sea lo que está hiriendo de forma crónica al Mundial de Turismos. Los cambios de reglamentación por parte de la FIA en materia técnica han ahuyentado a muchos fabricantes (por ejemplo, Lada, que suspendió a medio camino su programa a tres años, o también Honda, que utilizó el ETCC para prepararse para el mundial y de cuyas intenciones no se ha vuelto a saber, aparte de BMW, que está preparándose para entrar en el DTM el año que viene) y, junto con la conveniente crisis económica, han convertido al 2011 en el enésimo año de transición para este campeonato.

Todo ello ha conllevado a que, aparte de los todopoderosos Chevrolet del equipo RML (Huff, Menu y el vigente campeón Muller), el resto de los participantes lo estén haciendo de forma privada. El magnífico equipo español SunRed está en su segundo año sin el apoyo oficial de SEAT, Gabriele Tarquini está afrontando el 2011 como un año de transición, BMW está explorando los nuevos motores mientras se centra en su programa para el DTM y el único Volvo en la parrilla sólo tiene una pegatina, que dice “Volvo Evaluation Season”.

"Evaluation Season" para Volvo con su C30

"Evaluation Season" para Volvo con su C30 - Foto http://www.fiawtcc.com

Y aquí es donde este campeonato, en cierto modo, se parece a la F1. Hasta la segunda manga del domingo, Chevrolet había firmado, en tres carreras, tres victorias y dos tripletes. Sin restar méritos a sus pilotos, el Cruze 1.6T es una bomba, y claramente superior a cualquiera de sus rivales. Es un coche que, tal y como hemos visto este año en la F1 con el RB7, si sale primero y se escapa, nadie lo puede alcanzar. A esto no ayuda el hecho de que Chevrolet, a través del shakedown de los Cruze que el equipo privado Bamboo Engineering estrenaría en Zolder, realizó la semana pasada en Gran Bretaña otro pequeño test, y esto es algo en lo que la FIA tiene actuar con mano dura, ya que la mayoría de la parrilla, Javi Villa entre ellos, comenzó la temporada sin haber completado un solo metro en sus coches.

La segunda manga en Zolder el pasado domingo fue muy similar al reciente GP de China en Shangai: alguien distinto se colocó primero, y su buen hacer y esfuerzo fueron un escollo imposible de superar para el equipo dominante.

Francamente, espero que todos los santos iluminen a la competencia este año, y que la previsible llegada de los motores 1.6 Turbo para Tarquini, Monteiro y Dahlgren en Monza les den las armas que necesitan para suplir esos 40 CV de déficit que tienen ahora (caso de los SEAT), o pronto dejaremos de ver luchas por las primeras posiciones.

Por último, no dejemos de reconocer que los turismos son una competición automovilística de “contacto”, cosa impensable en monoplazas, precisamente por el diseño de los coches. Es más, con la actual actitud de los comisarios de la FIA, de castigar cualquier lance de carrera, independientemente de su forma y causa, con sanciones de esas que cuestan posiciones, lo milagroso es que todavía haya pilotos en el Gran Circo que se atrevan a intentar adelantamientos. La situación actual de la F1 es un cúmulo de despropósitos, que han pasado por la increíble capacidad de Hermann Tilke para conseguir que Bernie Ecclestone le haga un contrato, y los cambios reglamentarios y técnicos que son producto de los métodos de gobierno instaurados en la época de Max Mosley.

Por tanto, no es tan fácil como podría parecer en un primer momento. Es más, sería una paradoja que, en un campeonato con tantos intereses cruzados como en la F1, no existiera un elemento estratégico en la competición. No por ello dejo de reconocer que la temporada presente puede ser un tanto complicada para aquellos cuyo nivel de implicación no llega más allá que esperar que uno con un coche rojo doblegue a su oposición, se escape, y gane de seguido.

No quisiera terminar estas líneas sin agradecerle que anime a los aficionados a seguir un campeonato tan bonito, y que aún podría serlo más, como es el WTCC. Espero verle por algún circuito este año.

Atentamente.

Una respuesta a “ESTIMADO SR. ROMOJARO, Y A PROPÓSITO DEL WTCC

  1. midland_city 27 abril, 2011 en 10:36

    Y ahora quien no tenga ganas de seguir el WTCC es porque no le gustan las carreras… Chapeau, Tamara…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: