I'm not speeding, I'm qualifying!

Mi gran pasión, el mundo de las carreras de coches, visto por mí.

GP DE SINGAPUR: LUCES PARA VETTEL, MÁS SOMBRAS PARA FERRARI

La F1 llegó a Singapur sin mucho que contar. La travesía por medio mundo hizo que la gran familia de la categoría reina estuviese desaparecida en travesía durante varios días y, así, la “noticia” más comentada eran las múltiples combinaciones de resultados que llevarían a Sebastian Vettel a proclamarse campeón del mundo este fin de semana. Vamos, como si el hecho de que el alemán revalidará su título y se convertirá en bicampeón este año, a estas alturas, fuese noticia.

La generación más joven de esta gran familia llegaba a Singapur calificándola como la mejor carrera del año… Los subsiguientes mensajes sobre grandes resacas confirman por qué. Y es que éste es el GP de los caprichos, escenificado por un obsceno gasto energético en términos de iluminación y por un falso glamour prefabricado de yuppies gastando dinero que no existe.

El fin de semana comenzó con Hamilton por delante en la FP1, seguido de Vettel, Webber y Alonso. Y ésta fue una premonición de algo que nadie debería olvidar: Red Bull tiene la delantera en cuanto a diseño, fiabilidad, efectividad, pit stops, etc., mientras que McLaren es el segundo equipo del campeonato. A dos coches por equipo, nos salen las cuentas de cuatro pilotos, decentes como tales, que tienen mejor coche que el piloto asturiano. Por tanto, el público tiene que darse cuenta de que aquellos que hablan de ser segundo, de optar a la victoria, al podio, y similares, están vendiendo humo. Alonso no podrá optar al podio sin que alguno de los cuatro que tiene por delante tenga algún percance. Y eso, o se entiende, o estaremos hablando sin sentido.

Sebastian Vettel sigue conduciendo de forma impecable.

Sebastian Vettel sigue conduciendo de forma impecable.

La FP2 llegó, quizás con el tipo de resultado que no queríamos ver. En una sesión donde los reglajes y pruebas están orientados hacia la carrera, Alonso fue segundo, a sólo dos décimas de Vettel. Le siguieron Hamilton, Massa y Webber. Desafortunadamente, este resultado conseguido en condiciones desconocidas de cantidad de gasolina, reglajes, etc, fue utilizado por muchos para pensar que el piloto español de Ferrari podía continuar con la que ha sido una buena racha en Singapur.

En la FP3, la que ya se dedica a preparar la sesión clasificatoria, Mark Webber marcó el mejor tiempo, seguido de Button, Vettel y Alonso, ya a 3 décimas. Y esa diferencia no es un buen presagio, sobre todo cuando Red Bull todavía está jugando a despistar y no está quemando sus cartuchos más importantes.

La sesión de clasificación llegó sin sorpresas y sin lluvia, muy esperada por algunos este fin de semana.

Lo más destacable en la Q1 fue que los HRT estuvieron por delante de los Virgin hasta casi el final de la sesión, ambos equipos clasificándose bien dentro del 107%. También fue llamativo que el séptimo caído fuese Petrov, al que Bruno Senna superó en más de un segundo. El brasileño sigue confirmando sus aptitudes al volante, mientras pone en el entredicho las de los dos pilotos oficiales de Renault durante buena parte de la temporada.

En la Q2 se confirmó que Jaime Alguersuari lo iba a pasar muy mal en este circuito, quedando a casi 5 segundos del más rápido, que fue Vettel. Kobayashi tuvo un accidente al salir volando, literalmente, en la chicane doble/triple y tuvo que abandonar la sesión sin haber marcado ningún tiempo. Durante los compases finales, pareció que Sergio Pérez podía hacerse con un hueco en la Q3, pero le fue arrebatado en el último momento por Paul Di Resta.

Kobayashi volador.

Kobayashi volador.

En la sesión definitiva para la pole, Vettel y Webber saldaron una primera línea para Red Bull, seguida de una segunda para McLaren. La tercera era para Ferrari, con un Alonso que se quedaba a casi medio segundo de la pole. Si bien es cierto que tuvo algún problema de tráfico, y que muchos argumentaron que “sólo” se quedó a 142 milésimas de Webber, el caso es que esa distancia, en F1, puede ser un mundo. Massa, en su línea, quedó a casi un segundo de su compañero, mientras que Schumacher y los Force India causaron malestar por no salir en la sesión, con el objetivo de ahorrar un juego de neumáticos. Hamilton sólo pudo marcar una vuelta rápida, ya que pinchó su rueda trasera derecha y, posteriormente, tuvo un problema con el repostaje de su coche, que le dejó sin tiempo para hacer un segundo intento. Sorprendentemente, la FIA le denegó al británico un juego de neumáticos extra para sustituir al dañado, cuando sí se lo concedió a Rosberg a principios de temporada en circunstancias similares.

Paul Di Resta completó otro gran fin de semana.

Paul Di Resta completó otro gran fin de semana.

La carrera se inició sin problemas, y sin visos de lluvia, con Vettel tomando el liderato, seguido por Button y por un Alonso que se arriesgaba en la primera chicane, por el exterior, para recuperar un par de posiciones. Webber y Hamilton se quedaban rezagados, con el británico cayendo por detrás de los dos Mercedes. En la cuarta vuelta, utilizaba su DRS para adelantar a Schumacher, maniobra que repetía un giro más tarde para superar a Rosberg y colocarse sexto. En ese punto, Fernando Alonso ya empezaba a perder fuelle con respecto a Button, mientras que Webber comenzaba a recortar distancia con él. Rápidamente, se comprobó que los superblandos eran demasiado frágiles sobre el asfalto singapurense. Pedro De La Rosa comentó que, al depositarse goma sobre el circuito durante el fin de semana, el agarre era mayor y el desgaste de estas gomas se había incrementado de tal manera que las estrategias pensadas el viernes ya no eran aplicables.

La salida de la carrera.

La salida de la carrera.

El piloto español tuvo un brutal desfallecimiento de sus neumáticos, lo cual le llevó a estar cuatro vueltas con tiempos muy superiores a los de Vettel (2-3 segundos por encima), antes de que en Ferrari despertaran y se dieran cuenta de que algo no funcionaba y de que había que ponerle remedio. En la vuelta 11, Hamilton, que iba en plena recuperación después de una mala salida, y Felipe Massa entraron a cambiar juntos y, al giro siguiente, el de McLaren intentó superar al ferrarista, pinchándole la rueda trasera izquierda, y dañando su alerón delantero. El ex campeón del mundo intentó aguantar en pista, pero tuvo que entrar dos vueltas más tarde para sustituir el morro. Un giro más tarde, recibió un drive through como penalización por causar la colisión con Massa.

Esta serie de percances permitieron a Alonso ser quinto, detrás de Di Resta y Pérez, que aún no habían entrado a cambiar. En la vuelta 19 hicieron lo propio, y Fernando se reencontró con la tercera posición, eso sí, con un Webber que tenía unas gomas un poco más jóvenes, y que le recuperaba como una exhalación, adelantándole en la vigesimoquinta vuelta, justo cuando el ferrarista entraba a por su segundo cambio de ruedas.

Cinco vueltas más tarde, Michael Schumacher hacía rodillo al intentar superar a Pérez, y se estrellaba contra las protecciones, obligando a la salida del único Safety Car de la carrera, que estuvo en pista durante cuatro vueltas.

En la resalida, Vettel tenía un colchón de tres doblados sobre Button, también origen de una controversia sobre las normas del Safety Car, se fue con aire limpio, consiguiendo ser cinco segundos más rápido que Button en esa vuelta. Dos más tarde, el vigente campeón del mundo ya tenía 10 segundos de ventaja sobre el segundo, y estaba claro que poco, o nada, iba a apartarle de su undécima victoria esta temporada.

Alonso, perseguido de cerca por Webber, se vio atascado detrás de Jaime Alguersuari, al que no pareció (o yo no vi) que se le mostraran banderas azules. Mark Webber aprovechó la coyuntura para adelantar al asturiano, y fue entonces cuando el español de Toro Rosso cedió su posición como doblado.

Fernando Alonso no pudo contener a Mark Webber.

Fernando Alonso no pudo contener a Mark Webber.

Así que Vettel continuó hacia la victoria, ralentizando en las últimas vueltas por motivos desconocidos, pero intrascendentes, ya que los puntos son los mismos. Button fue segundo en una carrera constante y sin errores, y Webber completó el podio. Alonso fue un penoso cuarto, a 55 segundos del vencedor, habiendo luchado y dando mucho en la pista lo cual, sin un muro que tome decisiones adecuadas, no sirve para mucho.

Hamilton se recuperó de sus muchos percances para ser quinto al final, seguido por un fantástico Di Resta, Rosbergh, Sutil, Massa y Pérez, que se llevaba el último punto. Los Williams continuaron en tierra de nadie, siendo undécimo y decimotercero, y los HRT cerraban la clasificación, a 4 vueltas del vencedor.

Daniel Ricciardo sigue avanzando con el HRT.

Daniel Ricciardo sigue avanzando con el HRT.

Tras esta carrera, Vettel está a tan sólo un punto de conseguir matemáticamente un título que todavía no entiendo cómo alguien ha podido poner en duda. Button es segundo en el mundial con 185 puntos, uno más que Alonso. En constructores, destaco que HRT sigue por delante de Virgin.

La próxima cita del mundial será dentro de dos semanas en Suzuka, para el Gran Premio de Japón, del 7 al 9 de Octubre.

2 Respuestas a “GP DE SINGAPUR: LUCES PARA VETTEL, MÁS SOMBRAS PARA FERRARI

  1. Pingback:Apuntes GP Singapur 2011 « Desde la pelouse

  2. Pingback:EL SAFETY CAR EN LA F1 « I'm not speeding, I'm qualifying!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: