I'm not speeding, I'm qualifying!

Mi gran pasión, el mundo de las carreras de coches, visto por mí.

WARNING: MOTORSPORT IS DANGEROUS


“Speed, I’m speed…” Esta es la línea inicial de la película Cars, comentario hecho por su protagonista, Rayo McQueen, mientras sueña con las carreras en las que es el rookie del año.

Dan Wheldon, 1978-2011

Dan Wheldon, 1978-2011

Hace diez años, una pariente lejana mía, sabiendo que perdiía su batalla contra el cáncer, tranquilizó a sus allegados y organizó su funeral. Quería que, al finalizar el servicio religioso, sonase su canción favorita, “Somewhere over the rainbow”, interpretada por Judy Garland. Resumía como se sentía sobre su siguiente paso, animada, sin miedo y con ganas de ver qué venía detrás.

Anoche, después del rush pre-semanal para tenerlo todo listo, en sus marcas, de cara a ese ogro llamado lunes-por-la-mañana, quise unirme a esa gran comunidad online, que se conecta a chats y redes sociales, para ver las carreras juntos. La ocasión era la finale de la IndyCar 2011, en Las Vegas.

Para cuando llegué, ya había una bandera roja, y los comentaristas estaban haciendo un repaso de los 12 coches que, hasta ese momento, se habían visto involucrados en el accidente. Fueron los comentarios de amigos y allegados motorísticos los que me alertaron de que algo muy serio había ocurrido. Los siguientes 90 minutos se hicieron interminables, entre imágenes, fotografías y mensajes llegados desde el otro lado del Atlántico

Poco más tarde de las 23:30 (hora española), Randy Bernard, director ejecutivo de la Indycar, anunciaba el temido y trágico desenlace: Dan Wheldon, que había salido volando y se había estrellado contra la valla de protección, “afeitando” la zona del arco de seguridad de su monoplaza, había fallecido debido al impacto.

Antes de proseguir, diré que lamento enormemente la pérdida que este trágico accidente supone para los familiares y allegados del piloto británico, que deja a una joven viuda con dos niños pequeños. También lo siento, como miembro de esta gran familia que somos la gente de los deportes del motor. Una noticia de este tipo siempre nos conmociona a todos. Enterarme, esta mañana, de que Wheldon era originario de Emberton, un pueblecito vecino de mi antiguo hogar en el Reino Unido, no ha hecho más que empeorar las cosas.

Comentarios han surgido, sobre todo, debido a la cautela anterior a este evento. Las Vegas es un óvalo de 1,5 millas, con un peralte muy alto en las curvas. El hecho de que, por ser la última cita de la Indycar, hubiese un número importante de pilotos invitados y no regulares del campeonato, elevando a 34 los coches en pista, dispararon la alarma antes de la carrera.

Ya han salido las voces que vienen con los “hay que”, ya se refieran a la seguridad de coches, circuitos, etc. Incluso leí un comentario esta mañana que clamaba que este accidente probaba que todavía hay mucho qué hacer por la seguridad de los pilotos.

Bien es cierto que siempre hay espacio de maniobra para mejorar. En el 2009, vimos a Felipe Massa recibir un golpe con una dinámica, velocidad y lugar de impacto muy similares al de Ayrton Senna en el ’94. Mientras el tricampeón brasileño encontró la muerte, Felipe no sólo ha sobrevivido, sino que se ha recuperado hasta el punto de poder seguir competiendo en una disciplina tan exigente, física y mentalmente, como la F1. La evolución en el diseño de escapatorias de circuitos, seguridad en coches de competición, cascos, incremento y mejora de los estándares necesarios para homologaciones, etc., han reducido de forma drástica la siniestralidad en nuestro deporte. Sin duda, nuevos avances, materiales, tecnologías y diseños, como el “Zylon Super Visor” para los cascos de F1, mejoran la seguridad de pilotos, comisarios, espectadores, y todos aquellos involucrados en las carreras.

Pasado, presente y futuro: la realidad de nuestro deporte.

Pasado, presente y futuro: la realidad de nuestro deporte.

Pero tengo malas noticias, para todos. Cada acreditación, entrada y documento que se entrega en una competición automovilística tiene la misma advertencia, en mayúsculas, negrita y letras grandes: “Motorsport is dangerous”. Habla por sí solo. En el otoño del 2009, en una entrevista concedida a la revista Motorsport, Sid Watkins, ex jefe médico de la F1, que auxilió a Senna y Ratzenberger en Imola, y a otros muchos en su dilatada carrera, hablando del accidente de Felipe Massa, añadió un poco más de información: “Motorsport still is dangerous”. No hay más.

Podemos reducir velocidades, cambiar distancias entre ejes, endurecer los crash tests, pero siempre existirá una dinámica determinada que nos puede llevar a un nuevo desastre. Tanto si es muro de hormigón, como si es valla metálica. En escapatorias de grava, asfalto o hierba, con guardarraíl o incluso con siete barreras de neumáticos. Siempre existirá ese factor de riesgo, es parte del deporte, es inherente a su naturaleza, y no dejará de estar ahí hasta que el deporte se pare para siempre.

Y, quién tenga un problema con esto, que se pase al macramé.

Por eso, los pilotos son gente especial. Como Rayo McQueen, son, sienten la velocidad. Tienen emociones, sentimientos, sueños, metas, familias, seres queridos, equipos favoritos de fútbol. Pero el miedo no forma parte de su vocabulario. Siempre recordaré a Derek Warwick en Monza ’90, volcando su Lotus en la primera vuelta y, una vez abandonado el monoplaza, corriendo a por el muleto para tomar la segunda salida. Dos años después, dedicó su título mundial en Sport Prototipos a su hermano Paul, fallecido en Oulton Park en 1991.

Dan Wheldon ganó este año las 500 Millas de Indianápolis, habiendo conseguido el presupuesto in extremis, y sin tener dinero para disputar el resto de la temporada. Sorprendentemente, esto no le ganó ningún titular en la prensa generalista, que tanto se está ensañando con la competición hoy. El piloto británico había completado hace muy poco los tests de seguridad del Dallara Indycar del 2012, sí, un coche de carreras.

Ayer, comenzaba la carrera desde la 34ª y última posición de la parrilla, con el desafío de ser el primero por la bandera a cuadros, para conseguir un premio de cinco millones de dólares. Su último tweet oficial fue corto, pero dulce: “Green!”.

Por tanto, el mejor homenaje que podemos hacerle a Dan Wheldon es seguir disfrutando de nuestro deporte favorito, y defenderlo de los ataques que le van a caer en días venideros.

Cuídate y disfruta Dan, hasta que un día nos encontremos, somewhere over the rainbow…

5 Respuestas a “WARNING: MOTORSPORT IS DANGEROUS

  1. eva godino godino (@evagodino) 17 octubre, 2011 en 14:28

    Con los vellos de punta de principio a fin .Es triste , pero es así …WARNING: MOTORSPORT IS DANGEROUS

  2. PetitaPiulada 17 octubre, 2011 en 14:36

    Una entrada muy adecuada para el día de hoy. Yo también he leído varios tweets cuestionando la seguridad. Creo que el accidente de Senna hizo reaccionar al mundo automovilístico de la importáncia de la seguridad. Estamos en 2011 y seguramente la seguridad es la adecuada. Como bien comentas, este deporte es peligroso. Los pilotos no conocen el miedo, esto es su pasión. Es una lástima y una tragédia muy grande. Seguramente nunca nos olvidemos, igual que no nos hemos olvidado de Senna, pero la vida continua.

  3. Carlos Castellá 19 octubre, 2011 en 22:48

    Suscribo todo cuanto has escrito. Y añadíria que a todos estos que se llevan las manos a la cabeza porque un piloto muere, habría que contarles que gracias a este deporte muchos de ellos han salvado su vida cuando han tenido un accidente de coche.
    Pero lo pongo en condicional porque como dijo Beethoven sobre sus críticos, “en cuanto a esos imbéciles, no hay más que dejarles decir.”

  4. Pingback:RIP MARCO SIMONCELLI « I'm not speeding, I'm qualifying!

  5. Pingback:16 meses después… « I'm not speeding, I'm qualifying!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: