I'm not speeding, I'm qualifying!

Mi gran pasión, el mundo de las carreras de coches, visto por mí.

Gilles, ti ricordiamo così.

Tuve la suerte de pasar mis años infantiles en una casa en la que teníamos una terraza cerrada haciendo las veces de habitación de juegos. Cuando recuerdo aquellos años, los recuerdo en aquella estancia.

En las paredes había algunos posters “de coches”, que era aquello que le gustaba a mi padre, si bien yo no podía comprender qué era tan interesante. Uno de ellos tenía la foto de un coche rojo, con la leyenda “Gilles, ti ricordiamo così”.

Gilles Villeneuve

Gilles Villeneuve

Recuerdo haber mirado aquella foto muchas veces. La rueda en la hierba, las chispas, el coche de lado… También sabía de memoria aquel lema, si bien no tenía la menor idea de qué significaba. Un día, tímidamente, mi madre me explicó que ese piloto había muerto en una carrera.

A mi padre le gustaba hacer maquetas. Podía pasarme largos ratos mirando cómo pintaba cada pieza, las iba pegando poco a poco, ensamblando el coche, hasta que llegaba el gran día en el que le ponía pegatinas a la carrocería. Recuerdo ver aquel Ferrari escala 1:12 que, en el lateral, ponía “G. Villeneuve”. No sé cuánto sería, pero tardé bastante en conectar que “G. Villeneuve” era el mismo del poster.

De alguna manera, la idea se formó en mi cabeza de que el que ahora era Gilles Villeneuve debía haber sido uno de los grandes campeones de la historia.

Entonces llegó 1.989, me infecté con el virus de las carreras, y empecé a devorar todo aquello que caía en mis manos que, de aquella, era bastante poco. Digamos que el previo del GP de España era una fuente inagotable de información… Y, allí, repasando la lista de campeones del mundo desde el principio del campeonato, me encontré, para mi sorpresa, que Villeneuve no estaba. Fue, ciertamente chocante.

Pocos meses después, cayó en mis manos una guía de la F1 de Autosprint y, en la lista de vencedores de Grandes Premios, el famoso Gilles sólo contabilizaba seis victorias. No tenía sentido, aparecían nombres que ni conocía, pero él no tenía números. Cuando le pregunté, mi padre me dijo que el accidente había truncado lo que empezaba a ser la parte exitosa de su carrera.

Y, así, me resigné al encanto de aquel piloto, con aquel Ferrari de color rojo sangre, que nos había dejado antes de que los números pudieran hablar por él.

Años más tarde, vería el sonado debut de su hijo Jacques en la Indycar americana. El chico, siendo inteligente, apuntaba buenas maneras. En mayo de 1995, la frase “hemos tenido un hijo”, por parte de un amigo, confirmó su victoria en Indianápolis, remontando tras una penalización. En uno de mis mejores fines de semana en un circuito, tuve el privilegio de ver a Jacques convertirse en campeón del mundo de F1.

Desafortunadamente, debido a lo que, en mi opinión, fueron una sucesión de malos consejos por parte de gente que miraba demasiado hacia sí misma, lo que debía haber sido una de las carreras más exitosas de los ’90 y principios de milenio, se vio estropeada prematuramente. Pero eso será otro post.

¿Gilles? Nunca le vi en pista, no fui aficionada mientras estaba vivo, y sólo puedo ver lo que otros dijeron sobre él. Aún así, es y seguirá siendo uno de los pilotos más entrañables en mi lista de favoritos.

Su encanto, magia y hazañas trascienden cualquier estadística.

Gilles, 30 anni dopo, ti ricordiamo così!!

PD.: Os dejo este vídeo que, en años recientes, me ha generado muchas preguntas sobre la “legalidad” de lo visto en pista. Como diría mi padre, ¡cuándo no había sintetizadores!

4 Respuestas a “Gilles, ti ricordiamo così.

  1. Carlos Castellá 8 mayo, 2012 en 07:44

    El gran Gilles… como Ronnie Peterson, no hace falta ser campeón para ser un grande.

  2. Luengos1970 8 mayo, 2012 en 09:20

    Me encantó. Tienes la oportunidad de ver sus carreras por internet. Yo he visto muchas de Gilles, y nadie miente sobre él. Un grande sin corona

  3. Luengos1970 8 mayo, 2012 en 13:36

    Por cierto la fotografia es del Gran Premio de Argentina 1981

  4. Pingback:Mítico 27 « Desde la pelouse

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: